Entrar a un carro y simplemente decirle a dónde quieres ir y que acelere, frene, gire y estacione solo ya es una realidad. Todo esto es posible por la nueva tecnología de automóviles autónomos.

Muy probablemente nosotros seremos la última generación que tendrá que aprender a manejar automóviles. En un futuro muy cercano no tendremos que estar preocupados por tener accidentes automovilísticos, tener que buscar donde estacionarnos, preocuparnos por conductores ebrios, exceso de velocidad entre otros inconvenientes que podemos tener hoy en día.

Un automóvil totalmente autónomo se describe como un transporte en el cual el conductor proporcione información de destino o de navegación pero no se espera que los controles estén disponibles para el conductor durante el viaje. Esto significa que el conductor puede literalmente estar durmiendo o trabajando mientras se traslada hasta su destino. Los carros autónomos están basados en computadoras que actúan sin haber sido explícitamente programadas. Tienen un aprendizaje automático en donde con sólo un poco de información, teoría del sesgo y el reconocimiento de patrones estadísticos pueden tomar decisiones de cuándo acelerar/frenar y para donde girar. Todo esto apoyado de mapas, GPS, radares, lidares,  sensores y varias cámaras que contiene el automóvil.

Muchas marcas de automóviles hoy en día están incorporando en sus nuevos modelos características semi- automáticas como pueden ser el estacionar automáticamente, control de crucero autónomo o los sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS). Todas estas funciones están ayudando a desarrollar los automóviles totalmente autónomos.

¿Cuándo estos automóviles estarán en las calles?

Puede ser un poco difícil creerlo, pero ya están en las calles. Están siendo probados en ciudades como San Francisco – California, Stuttgart- Alemania, Austin – Texas y varias otras ciudades alrededor del mundo. Tanto empresas de tecnología, como compañías fabricantes de vehículos están desarrollando y probándolos para que salgan al mercado entre los años 2018-2020. Empresas como Google, Audi, Mercedes-Benz, Tesla, Waymo, BMW, Mobileye y Toyota están liderando el mercado de los automóviles autónomos. En varios estados de los Estados Unidos se están promulgando y discutiendo leyes para la aprobación de este tipo de tecnología.

Esta tecnología se verá en las calles de forma progresiva. Las empresas automovilísticas se están enfocando primeramente en sacar al mercado camiones de carga autónomos. Esto debido a su adaptación fácil en carreteras y autopistas, y por la ventaja de reducción de costos que aportarían al mercado. En segundo plano se verán en las calles  automóviles que no sean de transporte de personas, sino que realicen otras funciones, como por ejemplo vehículos de limpieza de calles o de basura. Todo esto para que las personas se vayan adaptando a la idea de un automóvil autónomo. Luego vendrán empresas como Uber o Lyft que incorporarán este tipo de automóviles al mercado, y paralelamente en el transporte público se verán los autobuses autónomos en las calles. Finalmente se abrirá el mercado para los autos personales.

¿Serán carros Autónomos-Autónomos?

Así como en los celulares y otras tecnologías más recientes han ido progresando en una serie de llamadas “generaciones”, el desarrollo en los automóviles autónomos va a ir evolucionando durante etapas incorporando nuevas características.

La visión a largo plazo es crear una especie de Internet entre los automóviles autónomos, de manera que ellos se comuniquen y tomen decisiones con la data que hayan recaudado los automóviles que se encuentran a su alrededor. Esto ayudaría a por ejemplo en intersecciones saber que vehículo debe cruzar primero, o si existe una ambulancia que los automóviles la reconozcan y le den prioridad. Otro ejemplo es, en caso de estar en una autopista y haya habido un accidente, se puedan comunicar entre ellos y notifiquen a los vehículos que estén próximos para que precavidamente vayan reduciendo la velocidad antes de llegar a la zona del accidente.

Pero… ¿Son seguros?

Científicos, ingenieros, abogados, psicólogos y expertos de muchas otras áreas están trabajando para responder las múltiples preguntas que todavía hay que resolver. Preguntas por ejemplo como ¿La data de mis viajes será privada?, ¿Cómo esta tecnología será protegida de terroristas o hackers?, ¿Quién será el responsable si mi automóvil autónomo está involucrado en un accidente; el conductor, la empresa del automóvil, la empresa programadora?, ¿Qué pasa si un automóvil autónomo está involucrado en un accidente con un automóvil regular, de quien será la culpa?, ¿Qué requisitos deben tener las nuevas licencias de conducir?, ¿Cuáles deben ser los nuevos límites de velocidad? o finalmente ¿Cómo deben ser programados en caso de que tenga que haber un accidente inminente?

Para esta última pregunta, el MIT ha creado un sitio web en el cual se juzgan, diseñan y exploran diferentes incidentes, donde el usuario debe escoger cual sería la mejor opción a la hora de un accidente inminente.

Mi visión es que el mundo será mucho más seguro de lo que es ahora. Hoy, 9 de cada 10 accidentes automovilísticos en carreteras y autopistas son por el error humano (Distracciones, conductores ebrios, violaciones de límite de velocidad, entre otros). Si eliminamos de la ecuación  el error humano, entonces eliminamos esos 9 de cada 10 accidentes que ocurren hoy en día. Otro beneficio que traerá este tipo de tecnología, es que personas que hoy no pueden manejar se podrán desplazar en automóviles (personas con pérdida de visión, personas de tercera edad, niños menores de edad podrán regresar a casa sin que haya que buscarlos al colegio).

Personalmente estoy entusiasmado por la idea de automóviles autónomos, no solo por el hecho de que no tenga que preocuparme por manejar y poder hacer otras cosas mientras me traslado y así maximizar el tiempo. Estoy entusiasmado con esta idea ya que en mi vida va a ver una transformación tecnológica de cómo vivimos y nos movemos y va a ayudar al progreso de la humanidad.

Roberto Schael Hernández
Linkedin: /in/rschael
Instagram: @robschael

 

Referencias:
The Drive
Tesla

Comments

comments