“El mayor riesgo es no correr ningún riesgo. En un mundo que cambia muy rápidamente, la única estrategia que garantiza fallar es no correr riesgos.” – Mark Zuckerberg

Lo más difícil es comenzar, pero aquí te dejo algunos consejos puntuales de cómo iniciar tu startup. Los he reunido por experiencia propia y muchos consejos de amigos que ya han pasado por esto, pero recuerda que cada startup es diferente y siempre encontrarás la menara correcta para hacerlo.

Buscar de manera concreta el problema que resuelve tu idea:

No trates de resolver todos los problemas del mundo con un solo startup, logra que tu problema a resolver sea lo más específico posible. Siempre busca centrarlo en el nicho menos explotado o en el que tienes mayor experiencia y sabes que podrás superar a los demás competidores.

Si el problema que quieres atacar con tu idea es muy grande trata de partirlo en pequeños módulos y así poder desarrollarlos de una manera más eficiente y efectiva. Es mucho mejor tener pequeñas bases muy fuertes y bien desarrolladas que una base grande, pero débil. Puedes estudiar el algoritmo de divide and conquer” para que te ayude con tu idea.

Antecedentes de tu idea o ideas similares:

Ya la rueda está inventada. Siempre tienes que buscar antecedentes sobre tu idea, si alguien ya intentó hacerla y tuvo éxito o fracasó, cómo trabajó esa persona e incluso si alguien trata de resolver el mismo problema que tú de alguna manera diferente. Recuerda que en este mundo el secreto del éxito está en la innovación, es hacer las cosas de formas diferentes, es “pensar fuera de la caja”.

Factor diferenciador:

Este punto va muy ligado a los dos anteriores. Si ya existe alguna idea similar a la tuya trata de buscar un factor diferenciador, eso puede que no te asegure el éxito 100%, pero sí es bastante difícil lograrlo faltando ese factor diferenciador. Puede ser desde la presentación del producto hasta el hecho de fabricarlo sólo con productos naturales y amigables con el medio ambiente, sólo necesitas encontrarlo.

Tener un objetivo general bien definido:

No seas disperso ni trates de abarcar demasiado, siempre debes tener un norte, un objetivo general bien definido y los pasos para llegar al mismo. Si al comienzo defines una meta no la abandones a la mitad e intentes con otra, al final esto es una carrera de resistencia no de velocidad. Claro que las ideas siempre pueden mutar, pero siempre conserva su esencia.

Definir tu público objetivo:

No todos los productos e ideas son para todo el mundo, debes identificar tu público objetivo teniendo en cuenta dos grupos de personas importantes: El público que de verdad les apasiona o que a ti te apasionaría que usaran tu producto o servicio y el público que va a hacer que tu producto genere mayor cantidad de ingresos, un punto medio seria lo ideal.

Trata de buscar influenciadores que tengan experiencia sobre ese público y estudia sus métodos, ellos mismos te pueden enseñar como llegarle a esas personas.

Recursos que necesitas:

Debes tomar en cuenta todos los recursos que vas a necesitar para llevar a cabo tu proyecto: personas, dinero, tiempo (aunque no lo creas el más importante, el tiempo es dinero), tecnologías, conocimientos. Debes tomar en cuenta absolutamente todo lo que pienses invertir y como vas a hacerlo, ademas de siempre “inflar” un poco esas cifras, para poder mitigar problemas que puedan surgir en un futuro.

El equipo (tu nueva familia):

Imagina que te vas a casar con esas personas, debes elegirlas sabiamente. No sólo por el hecho de que sean tus amigos de toda la vida significa que son buenos socios (pero en teoría deberían ser los mejores) siempre busca personas que quieran cambiar el mundo al igual que tú y tengan los mismos intereses, pero siempre piénsalo mucho, estudia sus casos de éxito y fracaso, investiga sobre ellos, eso nunca está de más, ya que asociarse con las personas equivocadas puede ser fatal.

Es mejor hecho que perfecto:

Arriésgate y lanza una versión beta del producto o servicio, tus mismos clientes y errores te ayudarán a tomar el camino a esa “perfección” que buscas para tu negocio.

Mi próximo post lo voy a dedicar a uno de los temas, que a mi parecer, es de los más importantes cuando de startups hablamos, la repartición de acciones y/o capital entre los fundadores y co-fundadores.

Ahora ve y prepárate para cambiar el mundo.

Comments

comments