Preocúpate más por el éxito de la empresa que por tu riqueza personal (pero no dejes que te tomen el pelo)

La repartición de acciones y capital de un startup puede ser uno de los pasos mas difíciles dentro de esta carrera (que debes recordar no es de velocidad, es de resistencia). Una mala repartición accionaria puede llevar nuestra compañía al fracaso total o incluso al éxito pero al final puede estar en manos de otros. Por eso debemos asegurarnos de pasar por este punto de manera cuidadosa (este es un punto que se extiende durante toda la vida del proyecto).

No existe una plantilla o formulario que rellenas para definir la repartición de acciones de tu compañía (todo proyecto de emprendimiento es diferente y debe ser atacado de maneras diferentes), pero te dejo unos consejos que te pueden ayudar.

reglas de oro al momento de repartir acciones de tu startup

Simplemente axiomas de lo que debes y NO debes hacer …

Nunca ir 50/50

Lo mas común es que al comenzar un startup los socios decidan ir en partes iguales con las acciones para no crear disputas o (si son amigos) no crear enemistades. Probablemente eso evite un problema a muy corto plazo pero la verdad es que lo empeora mucho al largo plazo, pudiendo generar el fin del startup. Por lo tanto la mejor forma de repartir estas acciones es por meritocracia, no porque “somos amigos” y vamos todo a medias.

No regales acciones

No porque algún amigo o persona haya ayudado un poco dentro del proceso de formación de tu compañía debe recibir acciones, así sea un pequeño porcentaje. Siempre debes pensar a futuro y valorar tu proyecto como algo realmente grande (que es lo que va a ser), puede que el 1% de tu compañía hoy no valga mucho, pero en un futuro puede ser algo realmente significativo. También que en el caso de tener inversores dentro de tu startup esto puede causar verdaderas molestias e incluso la decisión de dejar de invertir.

Deja todo por escrito

Puede que los socios que están formando la compañía contigo son amigos de toda la vida y confías mucho en ellos o incluso son tus familiares, de igual forma debes dejar todo por escrito, hasta el más mínimo acuerdo que hagan. Lo que hoy parece una tontería, porque tienen invertido unos cientos de dolares nada más, en un futuro cuando tu compañía este valorada en millones, créeme que no va a ser una tontería y va a ser motivo de disputas. Siempre crea clausulas con todos los casos posibles para cada situación, haz todos estos documentos de manera legal y con abogados de por medio.

Bajo que parámetros repartir las acciones

Estos son dos puntos sobre los cuales puedes apoyarte al momento de tomar decisiones de repartición, pero pueden existir muchos más, todo depende de la situación del proyecto y de los participantes.

Capital o idea

La idea inicial del proyecto vale mucho (dependiendo de la situación y la idea en si puede ser valorada de diferentes formas), por ende los fundadores del proyecto deben recibir un porcentaje por la idea que ellos están  “colocando en la mesa” .

El capital invertido en el startup por cada uno de los socios es de suma importancia al momento de repartir las acciones, esta repartición debe ser directamente proporcional a la cantidad de dinero invertido.

Posiciones, experiencia y CONTRIBUCIÓN

Dependiendo de la experiencia de cada uno de los fundadores su trabajo debería estar valorado de manera diferente, un emprendedor en serie puede contribuir mas que alguien que este es su primer startup y eso se debe valorar. Además de las posiciones dentro de la compañía, según la responsabilidad, el conocimiento en el área y las horas de trabajo que le dediquen al proyecto.

Les recomiendo leer esta publicación de la escuela de negocios de Harvard, que los puede ayudar un poco más a orientarse en este camino. Pero la verdad es que la mejor forma de aprender esto es errando e intentándolo de nuevo.

En mi próximo articulo ya estaré cerrando el tema de los Startups  con herramientas y consejos para hacerlos crecer y asegurar el éxito!

Comments

comments